Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO
A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

sábado, 29 de diciembre de 2012

I A (Inteligencia Artificial)


Acércate, niño humano
De las aguas al confín
Con un hada de la mano
Porque en el mundo hay más llanto
Del que puedes percibir.
Acércate niño humano.


lunes, 17 de diciembre de 2012

Cuento de Navidad


He encontrado esta historia navideña curioseando por Internet y me ha conmovido. Espero que la disfruten y les guste tanto como me ha gustado a mi.

BIENES INVISIBLES

Tomás es un chico de siete años que vive con su mamá, una pobre costurera, en su solo cuarto, en una pequeña ciudad del norte de Escocia. La víspera de Navidad, en su cama, el chico espera, ansioso, la venida de Papá Noel. Según la costumbre de su país, ha colocado en la chimenea una gran media de lana, esperando encontrarla, a la mañana siguiente, llena de regalos.

Pero su mamá sabe que no habrá regalos de Navidad para Tomás por su falta de dinero. Para evitar su desilusión, le explica que hay bienes visibles, que se compran con dinero, y bienes invisibles, que no se compran, ni se venden, ni se ven, pero que lo hacen a uno muy feliz: como el cariño de la mamá, por ejemplo.

Al día siguiente, Tomás despierta, corre a la chimenea y ve su media vacía. La recoge con emoción y alegría y se la muestra su mamá: "¡Está llena de bienes invisibles!", le dice, y se le ve feliz.

Por la tarde va Tomás al salón parroquial donde se reúnen los chicos, cada cual mostrando orgulloso su regalo. "¿Y a ti, Tomás, qué te ha traído Papá Noel?", le preguntan.

Tomás muestra feliz su media vacía: "¡A mí me ha traído bienes invisibles!", contesta. Los chicos se ríen de él. Entre ellos Federico un niño consentido quien tiene el mejor regalo pero no es feliz. Por envidia sus compañeros le hacen burla porque su lindo auto a pedal no tiene marcha atrás, y enfurecido destruye el valioso juguete.

El papá de Federico se aflige, y se pregunta como podría darle gusto a su hijo. En eso ve a Tomás sentado en un rincón, feliz con su media vacía. Le pregunta: "¿Que te ha traído Papá Noel?"

"A mí bienes invisibles", contesta Tomás ante la sorpresa del papá de Federico, y le explica que no se ven, ni se compran, ni se venden, como el cariño de una mamá.

El papá de Federico comprendió. Los muchos regalos visibles y vistosos no habían logrado la felicidad de su hijo. Tomás había descubierto, gracias a su mamá, el camino a la felicidad.
Bernardino Piñera Carvallo


viernes, 14 de diciembre de 2012

¿Qué es la Navidad?




Es amor. Es esperanza.
Es fe. Es alegría.
Es principio de Redención.
Es una etapa de nuestra historia de Salvación.
Es encuentro con Cristo, Niño.
Es conversión y renovación.
Es paz interior.
Es vida nueva.
Es camino que se abre para el tiempo
y para la eternidad.
Es verdad que se alimenta del Amor.
Es vida que fructifica y madura,

sin dejar de nacer siempre.

Desconozco quien es el autor de este poema, pero lo encontré por la red y lo he cogido prestado para estos días, es muy hermoso.

sábado, 1 de diciembre de 2012

LEYENDA DE LOS ÁRBOLES


Había en lo alto de la montaña tres árboles jóvenes, que soñaban con frecuencia, que serían cuando fuesen mayores.
-El primero de ellos mirando a las estrellas, dijo: Yo quiero ser el cofre mas valioso del mundo, lleno de tesoros.
-El segundo mirando al río suspiró: Yo quiero ser un barco, para cruzar el océano y llevar a reyes y a reinas.
-El tercero mirando hacia el valle añadió: Yo solo quiero ser árbol. Quiero quedarme en lo alto de la montaña y crecer tanto que cuando miren hacia aquí, las personas levanten sus ojos y piensen en Dios.
Pasaron muchos años y un buen día vinieron los humanos y cortaron los árboles, que estaban tan ansiosos por hacer realidad sus sueños. Pero los leñadores, no acostumbran a escuchar ni a perder el tiempo con sueños. El primer árbol, fue vendido y acabó transformado en un carro de animales, para transportar estiércol.
Del segundo árbol, se hizo un sencillo barco de pesca, que cargaba personas y peces todos los días. El tercer árbol, fue troceado en tablones y apilado en un almacén municipal de suministros.
Decepcionados y tristes al verse así unos y otros se preguntaban:
Porqué esto ¿ Para que estamos aquí ¿ Se acabaron los sueños.
Pero una noche , llena de luz y de estrellas, una joven mujer colocó a su bebé recién nacido, sobre el carro de animales. Y de repente el primer árbol, se dio cuenta de que llevaba sobre sí, el mayor tesoro del mundo.
El segundo árbol, acabó un día transportando a un hombre que terminó durmiendo en su seno; cuando se levanto la tempestad y quiso hundir la barca, aquel hombre se irguió y dijo: Paz. En aquel instante, el segundo árbol comprendió, que estaba llevando al rey de cielo y tierra.
Años mas tarde, a la hora de sexta, el tercer árbol se estremeció cuando los tablones fueron unidos en forma de cruz y un hombre fue clavado en ellos. Por unos instantes se vio indigno y cruel. Pero cuando amaneció el domingo, el mundo se llenó de inmensa alegría. Y el tercer árbol comprendió, que en él habían colgado a un hombre salvación para el mundo y que al mirar el árbol de la cruz, las personas se sentirían infinitamente amadas por Dios y por su Hijo.
Aquellos árboles, habían abrigado sueños y deseos; pero la realidad había sido mil veces, mas hermosa de lo que jamás, habían podido imaginar.
( M. Mckenna)

lunes, 26 de noviembre de 2012

Ulises y las sirenas del Mediterráneo


Ulises y las sirenas es un cuadro del pintor victoriano Herbert James Draper pintado en 1909. Como gran parte de la obra de Draper, el cuadro es de tema mitológico. En concreto, se basa en el mito de Ulises, tal como lo describe el canto XII de la Odisea.
Advertido por la diosa Circe de lo peligroso que era el canto de las Sirenas, Ulises ordenó tapar con cera los oídos de sus remeros y se hizo atar al mástil del navío. Si por el hechizo musical pedía que lo liberasen, debían apretar aún más fuerte sus ataduras. Gracias a esta estratagema Ulises fue el único ser humano que oyó el canto y sobrevivió a las sirenas, que devoraban a los infaustos que se dejaban seducir. Estas criaturas monstruosas se precipitaron al abismo al verse vencidas.

En el marco de la mitología griega, las sirenas son criaturas ligeramente difusas debido al remoto y rico trasfondo de su origen, probablemente ligado al mundo de los muertos. Según los mitos originales se trataba de seres con cuerpo de pájaro y rostro o torso de mujer, que inequívocamente se distinguen siempre por el hecho tener una voz musical, prodigiosamente atractiva e hipnótica. La tradición las hacía habitar en una isla del Mediterráneo frente a Sorrento, en la costa de la Italia meridional (en ocasiones se alude concretamente a Capri).

viernes, 16 de noviembre de 2012

El Amor es ciego


 Cuenta la leyenda que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando el Aburrimiento había bostezado por tercera vez, la Locura, como siempre tan loca, les propuso:
- ¿Jugamos al escondite?

La Intriga se levantó con los ojos fruncidos, y la Curiosidad sin poder contenerse preguntó:
- ¿Al escondite? ¿Y cómo es eso?

Es un juego – explicó la Locura – en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden y, cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego.

El Entusiasmo se halló secundado por la Euforia. La Alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la Duda, e incluso la Apatía a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse; ¿para qué? Si al final siempre le hallaban. La Soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo, lo que le molestaba era que la idea no había sido suya), y La Cobardía prefirió no arriesgarse.

- Uno, dos, tres…. comenzó a contar la Locura.

La primera en esconderse fue la Pereza, que como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. La Fe subió al cielo y la Envidia se escondió tras la sombra de el Triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La Generosidad, casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: ¿qué si un lago cristalino? ¡ Es ideal para la Belleza!; ¿Qué si la rendija de un árbol? ¿Perfecto para la Timidez; ¿qué si el vuelo de una mariposa? ¡ Lo mejor para la Voluptuosidad!; ¿qué si una ráfaga de viento? ¡ Magnífico para la Libertad! Así que terminó por ocultarse en un rayito de sol. El Egoismo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo… eso sí, sólo para él.

La Mentira se escondió en el fondo de los océanos (¡mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris); y La Pasión y el Deseo en el centro de los volcanes, el Olvido …¡se me olvidó donde se escondió!… pero no es lo importante.

Cuando la Locura contaba 999999, el Amor aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado, hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores.

- ¡Un millón! – contó la Locura y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la Pereza, sólo a tres pasos de la piedra. Después escuchó a la Fe discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología, y a la Pasión y al Deseo los sintió en el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a la Envidia, y claro, pudo deducir donde estaba el Triunfo. Al Egoísmo no tuvo ni que buscarlo; él solito salió desesperado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y al acercarse al algo descubrió a la Belleza. Y con la Duda resultó más fácil todavía pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún en que lado esconderse.

Así fue encontrando a todos: el Talento entre la hierba fresca, la Angustia en una oscura cueva, la Mentira detrás del arco iris… (¡Mentira, ella estaba en el fondo del océano!), y hasta el Olvido, al que ya se le había olvidado que estaba jugando al escondite.

Pero sólo el Amor no aparecía por ningún sitio.

La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas y, cuando estaba a punto de darse por vencida, divisó un rosal y las rosas… Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó. Las espinas habían herido en los ojos al Amor y la Locura no sabía que hacer para disculparse; lloró, rogó, pidió perdón, y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite en la tierra.
El amor es ciego y la locura siempre, siempre le acompaña.


jueves, 8 de noviembre de 2012

Se reunió el Consejo

 Se acercan las fiestas del Bosque de Cedros
y por tal motivo se reunió el Consejo.
No faltó ninguno, todos acudieron
para planear ese gran festejo.

Acudió la bruja con su manto negro
y su buho en el hombro mirando muy serio
también acudieron los duendes y elfos
jugando y riendo, porque así son ellos.

No faltaron hadas a este gran evento
el Hada del Rio y la de los Vientos
el Hada del Sol y la de los Sueños
y la que concede todos los deseos.

El Hada Madrina la llaman, yo creo
o así la llamaron en un viejo cuento.
Y hasta el Mago Merlin, vino de muy lejos
para no perderse lo que allí dijeron

Hay quién sugirió que sería muy bueno
pedirle a San Pedro
que bajaran nubes con azúcar dentro
para que los niños probaran el Cielo

La bruja pidió con su voz de trueno
un puesto de escobas para irlas vendiendo
y Merlin quería un traje azul cielo
bordado de estrellas, con su gorro a juego.

Y así uno tras otro, sus ideas dieron.
Desfiles de ninfas salidas de un cuento,
también un concurso donde el primer premio
sería un viaje por el universo

Juntos acordaron entre las ardillas,
liebres y conejos, una gran carrera
para ver quien de ellos corría mas lejos
y sería el juez un galgo muy viejo

Tanto planearon, que ya no me acuerdo.
Una invitación a todos les dejo
para que recuerden que el uno de enero
se viste de fiesta el Bosque de Cedros

Julia L. P.

martes, 6 de noviembre de 2012

Hijo de la Luna


No he podido resistirme a poner la letra de esta hermosa canción de MECANO, es un bello cuento y todo un poema.

Tonto el que no entienda.
cuenta una leyenda
que una hembra gitana
conjuró a la luna
hasta el amanecer.
llorando pedía
al llegar el día
desposar un calé.
"tendrás a tu hombre,
piel morena,"
desde el cielo
habló la luna llena.
"pero a cambio quiero
el hijo primero
que le engendres a él.
que quien su hijo inmola
para no estar sola
poco le iba a querer."

Luna quieres ser madre
y no encuentras querer
que te haga mujer.
dime, luna de plata,
qué pretendes hacer
con un niño de piel.
a-ha-ha, a-ha-ha, 
hijo de la luna.

De padre canela
nació un niño
blanco como el lomo
de un armiño,
con los ojos grises
en vez de aceituna --
niño albino de luna.
"¡maldita su estampa!
este hijo es de un payo
y yo no me lo callo."

Luna quieres ser madre
y no encuentras querer
que te haga mujer.
dime, luna de plata,
qué pretendes hacer
con un niño de piel.
a-ha-ha, a-ha-ha, 
hijo de la luna.

Gitano al creerse deshonrado,
se fue a su mujer,
cuchillo en mano.
"¿de quién es el hijo?
me has engañado fijo."
y de muerte la hirió.
luego se hizo al monte
con el niño en brazos
y allí le abandonó.

Luna quieres ser madre
y no encuentras querer
que te haga mujer.
dime, luna de plata,
qué pretendes hacer
con un niño de piel.
a-ha-ha, a-ha-ha, 
hijo de la luna.

Y en las noches
que haya luna llena
será porque el niño
esté de buenas.
y si el niño llora
menguará la luna
para hacerle una cuna.
y si el niño llora
menguará la luna 
para hacerle una cuna.

jueves, 1 de noviembre de 2012

La Sirena Del Arco


En el Océano Pacífico de Colombia nada de manera fantasmagórica La Sirena del Arco, una ninfa con cabeza y busto de mujer, con cuerpo de pez y cola de ave.

La fantástica criatura lleva máscara en una de sus manos empuña un puñal y en la otra un cetro de oro. Los buzos temerarios han observado que la Sirena del Arco, tiene palacios submarinos fabricados con cristales, joyas y piedras preciosas a las que les atribuyen poderes mágicos. Ágata para fortificar el espíritu, amatista para conservar la castidad, esmeralda para cuidar la belleza, ónice para la felicidad conyugal, perla para salvar el alma, rubí para ahuyentar la tristeza, berilio para la alegría, calcedonia para desterrar la melancolía, granate para el poder victorioso, jacinto de modestia, jaspe de valor, zafiro de constancia y turquesa de prosperidad. Los pescadores y marinos del Ponto Pacífico narran que la Sirena del Arco a veces entona cantos sagrados, poesías amatorias e himnos excelsos y que con su dulce voz, atrae y enloquece a los navegantes quienes se sumergen en las insospechadas profundidades del mar, desafiando imprudentemente los peligros y pereciendo ahogados al ser adormecidos con su sensual melodía. Cuentan los habitantes del litoral Pacífico, que la Sirena del Arco en noches de luna llena se aparece en las paradisíacas playas y que con su himeneo rítmico y armónico conmueve al cielo y a la tierra y despierta los instintos salvajes de las parejas como Hímero, quienes en el lecho arenoso se consagran a calmar su apetito erótico.

Las gentes del Pacífico creen que la Sirena del Arco, simboliza la tragedia, la tristeza, la melancolía, la desesperación y el remordimiento de quienes se dejan seducir por su encanto lujurioso que le pone fin a sus vidas. Dicen que la Sirena del Arco a veces emerge escoltada por ballenas jorobadas que peregrinan por el piélago Pacífico y que repentinamente se hunden arrastrando tras de sí las embarcaciones ancladas a sus lados y llevando a sus admiradores al fondo del averno.


jueves, 25 de octubre de 2012

¿Cuál es el origen de las hadas?


...:La sustancia que las anima es, en sí misma su fuente de creación, ahora, existen muchas versiones referentes al nacimiento de las Hadas, unas modernas y otras antiguas, muy antiguas.
Por ejemplo, según la mitología islandesa, las hadas serían los hijos ocultos de Eva, que no mostró ante Dios por no haber sido lavados todavía.
En tiempos pretéritos, pero cristianizados, se afirmaba que las Hadas eran ángeles caídos o bien paganos muertos y por ello no aptos ni para subir al cielo ni para descender al infierno por lo que estaban obligados a vivir por toda la eternidad en las oscuras regiones del "reino intermedio", es decir, nuestra Tierra.


lunes, 22 de octubre de 2012

La astucia del ratón


Estaba el ratón subido a lo más alto de un árbol huyendo de un gran gato que miraba paciente desde una rama próxima, relamiéndose pensando que cuando el ratón se cansara tendría que bajar y entonces lo cazaría. A nuestro ratón se le ocurrió una astuta idea para poder escapar.
_¡Eh! señor gato ¿Quiere que le cuente una historia?_. dijo el ratoncito.
_Tenemos todo el día_. contestó el gato.
El ratón le contó historias de  ratones, de gatos y perros: cuentos muy interesantes y curiosos. LLevaba varias horas el gato escuchando cuando cerró los ojos y se durmió. Sigilosamente y sin apenas ruido el pequeño ratón fue bajando del árbol y cuando estuvo en el suelo se acercó a la caseta del perro y lo llamó:
_¡Eh! Sultán....Sultán. Encima del árbol hay un gato. Dice que eres un perro feo y maltrecho. Se ha estado riendo a tu costa_, dijo el ratón huyendo a toda costa.
_¡GUAU!¡GUAU!_. ladró Sultán.
El gato se despertó con los ladridos y se encontró a Sultán muy enfadado a los pies del árbol. Ahora estaba atrapado como antes estuvo el ratón y entonces dijo:
_Sultán ¿quieres que te cuente una historia?_.
_Tenemos todo el día_. contesto el perro.
Y así fue como la astucia del ratón le salvó de un mordisco seguro poniendo a su enemigo en un aprieto canino.
                                                   FIN


lunes, 8 de octubre de 2012

Fantasía


                         
Contemplando el horizonte
en un bello atardecer,
me di a pensar fantasías
mil cosas que imaginé.

Imaginé que iba al cielo
agarrada de un cometa,
que navegaba los mares 
a lomos de una ballena.

Que cruzaba los desiertos
donde en las noches serenas,
se ven llorar las estrellas
que también lloran de pena.

Atravesé helados montes,
lagos de sin par belleza
dónde los cisnes se arrullan,
dónde las plantas se enredan  
como en las salvajes selvas
hacen las enredaderas.

Llegué hasta helados glaciares
de inmaculada pureza,
dónde no llegan los llantos
que las lágrimas se hielan.

Y viajé a planetas nuevos
muy lejanos a la Tierra,
que solo yo conocía,
que nadie jamás los viera.

Con todo esto soñaba,
en todo esto pensé,
contemplando el horizonte
en un bello atardecer.

   Julia L.P.


lunes, 1 de octubre de 2012

La Fantasía y la Imaginación



Este es el bosque encantado, donde habitan las hadas, los gnomos y toda clase  de duendes, elfos, ninfas y demás criaturas mágicas.

Ellos están siempre ahí, pululan por el bosque, a todas horas incluso de noche, cuando el bosque se ilumina con las lucecillas de las  luciérnagas.

¡Cómo! ¿Qué no los ves?, ¿Sabes porqué?, porqué la única forma de llegar hasta ellos, el único camino posible de llegar hasta este bosque es,

A través de nuestra imaginación y nuestra fantasía.

Verás, haz la prueba. Cierra los ojos, imagina que estás paseando por el bosque y de pronto, tras un árbol aparece un duendecillo y al arrancar una seta, aparece otro protestando muy enfadado porque le has dejado sin casa, ¿Ya los ves?,  ¿Aun no?, ¿Ahora? Si..... ¡Ya los ves!

¿A qué son preciosos? Pues en nuestra mano está, que sigan existiendo, háblales de ellos a tus hijos y nietos. Mientras nosotros tengamos imaginación y fantasía, seguirán viviendo eternamente, pero sin estas dos cosas, morirán irremediablemente, porque entonces, no tendrán a donde ir y los niños que vendrán después de nosotros no tendrán el privilegio de conocerlos y  disfrutar con ellos.

No permitas que eso ocurra, ¡Se imaginativo y deja volar tu fantasía!

Julia L. P.

martes, 25 de septiembre de 2012

Adivinanza


Lo comes en la merienda
con un trocito de pan,  
pero que no se te olvide
que también se puede untar.
Si lo sirves en la taza
churros deberás mojar
bizcochos o magdalenas
¡los dedos te chuparás!


Respuesta: etalocohC

sábado, 22 de septiembre de 2012

Las sombrillas con cosquillas

El viento a las sombrillas
les hace muchas cosquillas.

En la playa se las ve
que se mueven, yo lo sé.

Se ríen las picaronas
me lo contaron las olas.

A cuadritos o lunares
todas se ríen iguales.

Se ríen a carcajadas
aunque nadie escuche nada.

Ellas saben que la risa
es amiga de la brisa.

Y juntas van de la mano
y pasan todo el verano

Quiero ver que se divierten
en el medio de la gente.

Y que juegan como yo
en la playa, y bajo el sol.

Liana Castello

domingo, 16 de septiembre de 2012

Con otros ojos

Hoy les traigo un relato corto de mi libro, Mis Pensamientos y un Cuento de Hadas. Espero que les guste.


  ¡Hola! En primer lugar me presentaré. Soy Lucía. Hoy es domingo, hace un día espléndido y yo me siento muy bien después de la interminable nochecita que he pasado, bueno diré mejor, que hemos pasado, porque mi madre también lo ha pasado fatal la pobre, pero después de todo creo que ha valido la pena.

  Ha sido la culminación de nueve largos y pesados meses. Toda una experiencia, que por mucho que se explique, si no la has pasado no te la  puedes imaginar ni remotamente. Una experiencia dolorosa si, pero a la vez alucinante y maravillosa. Lo cierto es que los primeros meses todo iba muy bien, pero luego según pasaba el tiempo me iba encontrando muy incómoda y no sabía de que postura ponerme, pienso que engordé demasiado y eso que me repetía a mi misma que no debía comer tanto, que cuanto más engordase, peor sería al final y más tendría que empujar. Ya desde muy chiquita fui muy tragona pero chicos ¡qué queréis! Una es tragona por naturaleza, lo he debido heredar de mis padres que siempre han sido de muy buen comer y eso se lleva en los genes ¿no? Pero bueno, a lo que iba.
  Ahora lo único que importa es que todo ha atenido un final feliz y en eso, no cabe duda, ha sido parte muy importante la magnífica profesionalidad del equipo de ginecología del hospital; tanto el doctor, como la comadrona y enfermeras, han hecho todo lo que estaba en sus manos para que las cosas saliesen bien y evitarme sufrimientos innecesarios.

  En fin, la cuestión es que ahora estoy aquí acostada entre sábanas limpias y frescas, bañada, perfumada y bien atendida y alimentada.; he dormido muy bien y todos los dolores ya están olvidados.

   Voy a aprovechar ahora que estoy más tranquila y relajada, para echar un vistazo a la habitación donde me encuentro. Es muy amplia y todo huele a desinfectante y a limpieza, aunque hay demasiada luz para mi gusto, me molesta mucho así que procuro mantener los ojos cerrados casi todo el tiempo..
  ¡Vaya!, acabo de darme cuenta de que no estoy sola, resulta que estoy en una habitación compartida, pero no me importa demasiado. Pero sigamos con la inspección: en un lateral hay una mesita metálica con gasas, tijeras, pomadas, etc., etc.. En la pared de enfrente hay una amplísima cristalera  que....¡Pero bueno!, un momento, ¿qué hace toda esa gente con la cara pegada al cristal? Me parece que no conozco a nadie. ¡Ah, si! ahí veo a mi papá. ¡Eh papá, estoy aquí! y la señora que le acompaña es mi abuelita Marta. Seguro que están esperando a que me saquen para que mamá me alimente. ¡Pobre papá! ¿Cuántos cigarrillos se habrá fumado esta noche? y hasta creo que ha debido perder la cuenta de los cafés que se ha tomado. Estaba muy nervioso al ver lo mal que lo estábamos pasando mamá y yo, ¡Pero ahora se le ve tan feliz! y me mira todo embobado.

  ¡Uf! Que duro es esto de venir al mundo, pero ¿sabéis?, estoy muy contenta de que mi madre decidiera tenerme a pesar de que la economía no va muy bien y de que soy la pequeña de tres hermanos, siempre le estaré agradecida por haberme dado la oportunidad de vivir y como dije al principio, creo que ha valido la pena.

Julia L. Pomposo

viernes, 7 de septiembre de 2012

Ángeles



Dios Creo a los ángeles para que nos sirvan y nos atiendan.  su razón de ser es contestar a nuestras oraciones.  Aunque vivimos en el mundo material tenemos un vínculo especial con Dios mediante sus ángeles.  Y cada uno de nosotros tiene una porciòn de Dios, una chispa divina en nuestro interior que nos permite pedir ayuda a los ángeles...

Y ESPERAR RESULTADOS!

PERO...
SIEMPRE Y CUANDO LO QUE PIDAS:
1.  SEA POSITIVO
2. NO PERJUDIQUE A NADIE
3. NO INTERFIERA CON TU PLAN DE VIDA

Los ángeles contestarán tu peticiòn.  No sólo puedes pedirles que te ayuden sino que también puedes darles instrucciones... para muchas cosas....Los ángeles no intervienen en nuestro mundo a menos que se lo pidamos....

lunes, 3 de septiembre de 2012

La leyenda de la Flor de Navidad





Cuando Dios creó la naturaleza pidió a las plantas que crearan sus mejores flores para entregar al mundo y que cada una seleccionara las estaciones del año para su nacimiento. También les pidió que siempre dieran a todo aquel que las tomara en sus manos y en su vida, todo lo mejor de ellas, belleza, amor, armonía y sabiduría.

 Cierto día Dios vio que una planta desde el momento de su nacimiento hacía todos sus esfuerzos con el fin de que las personas la escogieran para llevar a sus vidas la belleza, amor, armonía y sabiduría. Pero, por más que se esforzaba por ser elegida, nadie se paraba ante ella para admirarla. Estaba triste porque nadie la apreciaba pues su flor era muy pequeña y sus hojas muy grandes. Sin embargo siempre entregaba todo su corazón luchaba por ser feliz aun cuando nadie la quería. Dios al ver esto fue hasta la planta y le dijo: “Eres una planta muy hermosa y que realizas tu misión con mucho amor aun cuando tu belleza no es valorada y eso te entristece; sin embargo luchas por ser feliz dando tu amor incondicional a tus hermanos pues sabes que lo necesitan. Por eso te doy mi sangre, y la deposito en tus hojas transformándolas en el rojo más hermoso, y convirtiéndote por tu amor y sabiduría, en la flor más bella, en la época más importante de esta Tierra.

Desde aquel momento la planta de flor pequeña y grandes hojas se transformó en la bella Flor de Nochebuena haciéndola la más representativa del renacimiento del amor y la esperanza en este planeta y en todo el universo. Así la Flor de Nochebuena cumple con la misión que Dios dejó con su sangre en sus hojas: amor y esperanza para todos en la Tierra.



miércoles, 29 de agosto de 2012

EL VIENTO Y LA HARINA



Había una vez en el reino de Israel  una  mujer muy bondadosa. Su nombre era   Rebeca.
Todas las mañanas   amasaba y cocía cuatro hogazas de pan iguales. Tres se las daba a los mendigos que acudían diariamente a la puerta de su casa para pedir alimento y la otra era para su familia.
Un día después de repartir las tres hogazas a los mendigos de siempre apareció un cuarto mendigo que le dijo:
-Tengo hambre. ¿Podrías darme algo de comer?
El mendigo parecía tan hambriento que Rebeca le dio la hogaza que guardaba para su familia.
Cuando se dispuso a meter la mano en la tinaja para volver a amasar, no quedaba harina. Entonces, Rebeca metió un poco de trigo en su saco y se fue al molino que estaba a orillas del mar.
Cuando terminó de moler el cielo se lleno de oscuros nubarrones que amenazaban tormenta. De repente, el viento empezó a soplar muy fuerte y arrancó a Rebeca el saco de   la mano. Ella corrió desesperadamente tras el saco… pero fue inútil porque el viento lo lanzó al mar. Rebeca disgustada gritó:
-¿Qué he hecho yo para merecer esta injusticia? ¿Con qué voy a   alimentar ahora a mi familia?
Justo entonces empezó a llover   y en el rostro de Rebeca las gotas de agua se mezclaron con las lágrimas. Estaba sola en medio de la playa, así que se apretó el manto al cuello y regresó a casa con las manos vacías

Cuando estaba casi llegando a su casa, dio media vuelta y se dirigió al palacio del rey. En aquellos tiempos   reinaba   Salomón que era famoso por la sabiduría con la que aplicaba justicia.
Al llegar ante Salomón dijo:-¡Vengo a denunciar al viento!
-¿Al viento? -preguntó Salomón sorprendido- ¿Y qué maldad te ha hecho el viento para que estés tan enfadada con él?
Rebeca le contó todo lo ocurrido al rey. Cuando acabó de contar su historia, el rey iba a decir algo   pero no pudo porque diez hombres entraron en la sala   cada uno con un saco enorme.

-¿A que venís? ¿Que traéis en esos sacos tan grandes? -preguntó Salomón.
-Estos sacos están llenos de monedas de oro -dijo uno de los hombres y queremos dárselos a la persona que nos salvó la vida.
¿Y quien os ha salvado la vida? -preguntó Salomón.
-Por desgracia no lo sabemos. Esperamos encontrarla, pero, si no damos con ella, donaremos todo el dinero a los pobres de este reino.
-Hay algo que no entiendo - admitió Salomón-.¿cómo puede ser que no sepáis quien os   ha salvado la vida?
Entonces un segundo hombre tomo la palabra.
-Hace un rato, íbamos navegando por el mar. Ya se veía el puerto en el horizonte cuando, de repente, se abrió una gran brecha en nuestro barco. El agua entró con tanta fuerza a bordo que el barco comenzó a hundirse. Os aseguro, Majestad, que ha faltado poco para que naufragáramos .
-Sin embargo -continuó un tercer hombre-, algo llegó   de pronto desde el aire y taponó la brecha por la que entraba el agua al barco. Se trata de este saco que traemos  aquí.
-Al parecer el saco contenía algo de harina que al mojarse formó una argamasa que taponó la brecha -dijo un cuarto hombre-. La persona que lanzó este saco al mar nos ha salvado la vida, y es justo que se lo agradezcamos.

El rey Salomón observó el saco que portaban los hombres y vio que en él se leía un nombre bordado, ”REBECA”. Entonces Salomón le preguntó a Rebeca si reconocía el saco. Rebeca respondió que sí.
-Si este saco es tuyo también lo será el oro que traen estos hombres.Te lo mereces por tu bondad. Ya ves tu saco de harina ha salvado diez vidas. Dime ahora si es justo castigar al viento… Ahora ya has descubierto , Rebeca, que Dios siempre premia a la persona generosa, aunque a veces elija el camino más largo y asombroso   para hacerlo.
Salomón bendijo a Rebeca, le entregó los sacos de oro y ella se volvió a casa admirada por la valiosa lección que acababa de aprender.

SARAY

viernes, 24 de agosto de 2012

La Rosa Blanca


En un jardín de matorrales, entre hierbas y maleza, apareció como salida de la nada una rosa blanca. Era blanca como la nieve, sus pétalos parecían de terciopelo y el rocío de la mañana brillaba sobre sus hojas como cristales resplandecientes. Ella no podía verse, por eso no sabía lo bonita que era.
Por ello pasó los pocos días que fue flor hasta que empezó a marchitarse sin saber que a su alrededor todos estaban pendientes de ella y de su perfección: su perfume, la suavidad de sus pétalos, su armonía. No se daba cuenta de que todo el que la veía tenia elogios hacia ella.
Las malas hierbas que la envolvían estaban fascinadas con su belleza y vivían hechizadas por su aroma y elegancia.
Un día de mucho sol y calor, una muchacha paseaba por el jardín pensando cuántas cosas bonitas nos regala la madre tierra, cuando de pronto vio una rosa blanca en una parte olvidada del jardín, que empezaba a marchitarse.
–Hace días que no llueve, pensó – si se queda aquí mañana ya estará mustia. La llevaré a casa y la pondré en aquel jarrón tan bonito que me regalaron.
Y así lo hizo. Con todo su amor puso la rosa marchita en agua, en un lindo jarrón de cristal de colores, y lo acercó a la ventana.- La dejaré aquí, pensó –porque así le llegará la luz del sol. Lo que la joven no sabía es que su reflejo en la ventana mostraba a la rosa un retrato de ella misma que jamás había llegado a conocer.

-¿Esta soy yo? Pensó. Poco a poco sus hojas inclinadas hacia el suelo se fueron enderezando y miraban de nuevo hacia el sol y así, lentamente, fue recuperando su estilizada silueta. Cuando ya estuvo totalmente restablecida vio, mirándose al cristal, que era una hermosa flor, y pensó: ¡¡Vaya!! Hasta ahora no me he dado cuenta de quién era, ¿cómo he podido estar tan ciega?
La rosa descubrió que había pasado sus días sin apreciar su belleza. Sin mirarse bien a sí misma para saber quién era en realidad. Si quieres saber quién eres de verdad, olvida lo que ves a tu alrededor y mira siempre en tu corazón.


Rosa María Roé


domingo, 19 de agosto de 2012

El Bosque Encantado de Bruno Torfs





Oculto en una pequeña aldea de Victoria en Marysville, sudeste de Australia, se encuentra un mundo mágico donde el escultor Bruno Torfs lleva 25 años contribuyendo con su obra a combinar la belleza de su arte con la belleza de la naturaleza que lo rodea.

Después de varios años de vivir así, el escultor paraguayo Bruno Torfs y su familia deciden irse a Australia para crear un jardín con sus esculturas que sea a la vez una atracción permanente. Tras encontrar el sitio ideal en la pequeña aldea en cinco meses consigue abrir el parque al público. Bruno comenzó con apenas 15 esculturas y a día de hoy se pueden encontrar más de 400 y continúa añadiendo algunas cada cierto tiempo.

Bruno, se quedó a vivir en Australia con su familia en ese espacio de selva tropical que el compró para poder vivir y convivir también con sus obras.
Podéis visitar su web oficial en  www.brunosart.com
Aquí les dejo algunas imágenes de este maravilloso bosque, hay muchas mas esculturas pero sería interminable ponerlas todas.