Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

lunes, 17 de diciembre de 2012

Cuento de Navidad


He encontrado esta historia navideña curioseando por Internet y me ha conmovido. Espero que la disfruten y les guste tanto como me ha gustado a mi.

BIENES INVISIBLES

Tomás es un chico de siete años que vive con su mamá, una pobre costurera, en su solo cuarto, en una pequeña ciudad del norte de Escocia. La víspera de Navidad, en su cama, el chico espera, ansioso, la venida de Papá Noel. Según la costumbre de su país, ha colocado en la chimenea una gran media de lana, esperando encontrarla, a la mañana siguiente, llena de regalos.

Pero su mamá sabe que no habrá regalos de Navidad para Tomás por su falta de dinero. Para evitar su desilusión, le explica que hay bienes visibles, que se compran con dinero, y bienes invisibles, que no se compran, ni se venden, ni se ven, pero que lo hacen a uno muy feliz: como el cariño de la mamá, por ejemplo.

Al día siguiente, Tomás despierta, corre a la chimenea y ve su media vacía. La recoge con emoción y alegría y se la muestra su mamá: "¡Está llena de bienes invisibles!", le dice, y se le ve feliz.

Por la tarde va Tomás al salón parroquial donde se reúnen los chicos, cada cual mostrando orgulloso su regalo. "¿Y a ti, Tomás, qué te ha traído Papá Noel?", le preguntan.

Tomás muestra feliz su media vacía: "¡A mí me ha traído bienes invisibles!", contesta. Los chicos se ríen de él. Entre ellos Federico un niño consentido quien tiene el mejor regalo pero no es feliz. Por envidia sus compañeros le hacen burla porque su lindo auto a pedal no tiene marcha atrás, y enfurecido destruye el valioso juguete.

El papá de Federico se aflige, y se pregunta como podría darle gusto a su hijo. En eso ve a Tomás sentado en un rincón, feliz con su media vacía. Le pregunta: "¿Que te ha traído Papá Noel?"

"A mí bienes invisibles", contesta Tomás ante la sorpresa del papá de Federico, y le explica que no se ven, ni se compran, ni se venden, como el cariño de una mamá.

El papá de Federico comprendió. Los muchos regalos visibles y vistosos no habían logrado la felicidad de su hijo. Tomás había descubierto, gracias a su mamá, el camino a la felicidad.
Bernardino Piñera Carvallo


5 comentarios:

  1. ¡¡Que historia más bonita Julia!! y ademas de una gran realidad, pues ni a pequeños ni grandes nos hacen más felices los buenos regalos.
    Un abrazo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  2. Una Fascinante Historia.
    Esos Bienes invisibles que son los que se hacen más patentes en el corazón y en el interior de las Personas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. qu elindo cuento lleno de dulzura y fantasía lo mas bonito lo que tenemospor dentro me gustó mucho pasa una feliz navidad con mucho cariño besos dessde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  4. Obrigada pelo seu carinho fiquei feliz por passar no seu blog antes de sair para o merecido descanso.
    Espero não reparar por levar para todos as mesmas palavras importante para mim é marcar minha presença.
    Eu levo o ano todo as mesmas palavras em todos os blogs por não poder mais digitar muitos não entendem
    a vida não segue seu rumo sem nunca desviar seu percurso .
    A vida muda as pessoas envelhecem os anos passam dificilmente teremos eternamente as mesmas capacidades.
    Deus vai nos capacitando nos moldando para cada fase da vida.
    E assim sendo desejo um feliz Natal
    Um ano novo de realizações muita paz no seu coração .
    Desejo nesses últimos Dias do Ano além do descanso aquela união linda e confraternização com familiares e Amigos.
    Natal deveria ser todos os Dias muitos passam
    o decorrer do Ano atirando pedras magoando as pessoas esquecendo
    completamente o dever de filhos de Deus que todos nos somos.
    È claro existe também muitos que procuram a todo tempo
    semear a paz e o amor.
    Neste espaço divino, há lugar para todos aqueles que procuram palavras de FÉ, PAZ,ESPERANÇA e AMOR.
    Esses sim serão chamados filho de Deus Altíssimo.
    Obrigada pelo carinho pois ele é tudo para mim
    durante os 365 dias do Ano.
    Aceite minha eterna gratidão .
    Feliz Natal.
    Fica com Deus até o Ano Novo.
    Abraços paz e luz,
    beijos no coração carinhos na alma ,,Evanir.

    ResponderEliminar
  5. Una historia preciosa,y como siempre muy bien escrita,
    Julia te deseo lo mejor de lo mejor y que éste año que entra tu vida sea como tu siempre has deseado.

    Un beso y abrazos.Gracias

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, todos serán bien aceptados, pero eso si, se respetuoso.
Gracias