Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO
A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

jueves, 30 de julio de 2015

Ave del Paraiso (flor y ave, verdad y leyenda)

LA FLOR

En los tiempos de la Colonia y siendo Virrey Mendoza, llega de España Hernán de Montoya, Conde de Barcelona, y se establece en Cuernavaca en la hacienda "El Paraíso". Allí conoce a una linda mestiza llamada Carmen y se enamora perdidamente de ella. Carmen responde también a sus sentimientos y se casan muy enamorados.

Cerca de ahí en otra hacienda, Rodrigo Hernández jura vengarse de Carmen por haberlo despreciado; entonces, finge ser amigo de Hernán y lo visita con demasiada frecuencia. Hernán y Carmen mientras tanto, eran muy felices, la gente que estaba a su alrededor los quería mucho porque sabían ser buenos patrones y amigos. A ellos les gustaba cultivar y arreglar su jardín, que en poco tiempo se hizo famoso por su hermosura.

Mientras tanto, Rodrigo aprovechaba sus visitas para poner un veneno en la comida de Hernán. Él se fue enfermando y murió sin que nadie supiera qué había pasado. Carmen decidió enterrarlo en el jardín que tanto querían. Esa misma noche, en las orillas de la tumba, creció una flor parecida a un ave, pero su color era gris.

Cuentan que cada noche, esa flor se convertía en pájaro y volando iba a la hacienda de Rodrigo y le tocaba en la ventana. Rodrigo se llenaba de terror y al no poder soportar estas apariciones se volvió loco.

Carmen no pudo soportar estar separada de su gran amor, y poco a poco murió de tristeza. La enterraron junto a la tumba de su esposo. Esa noche, la flor color gris cambió a color naranja, llena de vida.

En la mañana, todos estaban sorprendidos por esa flor llena de vida y de color. Desde entonces, se le conoce como Ave del paraíso. Le pusieron el nombre de ave por la forma de la flor, y paraíso por la hacienda.


EL AVE 

Es un animal apreciado. En una ocasión un curandero Don Rómulo Magín me explico un cuento leyenda que le atribuían al Colibrí.

R: Si en una toma de ayahuasca o en tu dieta te aparece un colibrí, es buena señal.

F: ¿Por qué?

R: El colibrí es el único ser de este mundo que ha visto a Dios y ha hablado con él.

En una ocasión el colibrí estaba pensativo mirando al cóndor la altura que tomaba en sus vuelos y viendo que él no podía volar a esas alturas y además quería poder ver a Dios de cerca.

Un buen día se acerco sigilosamente a un cóndor y se monto en su lomo y cuando el cóndor empezó a volar hacia el cielo y llego a lo más alto del firmamento, el colibrí pensó: “ahora es la mía”. Cogió fuerzas y comenzó a volar más hacia arriba y consiguió ver a Dios y charlar con él. De vuelta se subió de nuevo en el cóndor y regreso a la tierra.

Y por eso es el animal más inteligente del Planeta y que ha conseguido hablar con el creador.

El ave del paraíso es una magnífica ave de 30 centímetros aproximadamente, que vive en los bosques tropicales de Indonesia, de Nueva Guinea y del norte de Australia.

El macho posee un magnífico conjunto de plumas amarillas, rojas y azules, con un cuello azul o negro, según las especies, y un cuerpo marrón o rojizo. Se alimenta básicamente de frutas y granos, a veces también de pequeños animales. Su plumaje multicolor es tan bonito que se le ha denominado Ave del Paraíso.



Las leyendas asociadas a la que los exploradores y colonos europeos denominaron Ave del Paraíso se pierden en la noche de los tiempos. Se encuentran sus huellas tanto entre los aborígenes de Australia, como en las tribus africanas de Nueva Guinea e islas vecinas. Cuentan, por ejemplo, que se trata de un ave que puede volar día y noche sin descanso, que se alimentaba exclusivamente del perfume de las flores y que además es un niño y un mensajero del Sol…

domingo, 12 de julio de 2015

La leyenda de las mariposas negras


Esta leyenda es originaria de Badalona, una ciudad situada en la parte más oriental de Cataluña, España. Se trata de una leyenda muy vieja,de origen incierto, que bien pudo ser en sus comienzos una advertencia para que los niños no se alejaran de la compañía de sus padres y se aventuraran a los peligros del campo. Lo cierto es que hemos oído dos versiones de la leyenda de la mariposa negra.

La primera versión es la que se cuenta en las calles de Badalona a los turistas curiosos: no acercarse jamás a una mariposa negra, y si ella se nos acerca, pues entonces es hora de emprender discretamente la retirada.

La mariposa negra, que hace su aparición sólo unos pocos meses al año, es un símbolo de mala fortuna y una advertencia de malos tiempos por venir. Pero el peor error que puede cometerse respecto a ella es matarla: quien mata a una mariposa negra tiene sus semanas contadas.

Según la otra versión de la historia, la mariposa negra invita, con sus constante revoloteo en torno a la persona a cuestión, a ésta a seguirla a las profundidades del campo, en donde tiene lugar una extraña metamorfosis a través de la cual la mariposa aumenta de tamaño en materia de segundos y devora al infortunado seguidor. No obstante su espectacualridad, esta versión resulta ser la menos creíble y no hemos hallado un solo caso en el que se dispusiera del nombre de una persona o de circunstancia del hecho que vuelvan a esta versión al menos mínimamente creíble.

Algunos sostienen que la leyenda de la mariposa negra es una de las tantas que hablan de la venganza de la naturaleza contra una humanidad que desde el principio de los tiempos no ha hecho más que hacerle daño.

Otros, que se trata de un psicopompos, un enviado de planos ultraterrenos que toma contacto con el alma de la persona que va a morir para guiarla en su camino hacia el inframundo. En esta interpretación, la mariposa negra es un mensajero de la muerte, se le haga daño o no, aunque los estudiosos del mundo sobrenatural aconsejan nunca subestimar la ira de las fuerzas ocultas.

Un relato contado por un viejo residente de Badalona habla de una invasión de mariposas negras sufrida alrededor del año 1905. El episodio le fue referido por su padre, que en esa época era sólo un niño: miles de mariposas negras se congregaron en el pueblo y no lo abandonaron sino hasta pasados varios días. Mucha gente enfermó y se reportaron algunas muertes; del mismo modo, murieron muchos animales domésticos y sufrieron gran daño las cosechas y el ganado. A pesar de considerarlas una plaga, los habitantes se cuidaron muy bien de intentar hacer algo contra ellas, simplemente esperaron con paciencia a que se marcharan. De acuerdo a esta fuente, la invasión no se repitió, y nunca pudo saberse si fue causada por algún motivo en particular. Se habló de que quizás la furia de las mariposas se debía a que alguno de los habitantes de Badalona había cazado o matado alguna, pero era una dato imposible de saber, ya que quien confesara haber perpetrado semejante imprudencia hubiera sido objeto de un terrible castigo. Los pocos habitantes que recuerdan el relato de la antigua invasión de las mariposas negras lo hacen remarcando que sus padres o sus abuelos se referían al tema con miedo a una posible repetición.

miércoles, 1 de julio de 2015

Fábula y leyenda del cocodrilo

La fábula

En algunas aldeas de Namibia cuentan que hace mucho, mucho tiempo, el cocodrilo tenía la piel lisa y dorada como si fuera de oro. Dicen que pasaba todo el día debajo del agua, en las aguas embarradas y que sólo salía de ellas durante la noche, y que la luna se reflejaba en su brillante y lisa piel. Todos los otros animales iban a esas horas a beber agua y se quedaban admirados contemplando la hermosa piel dorada del cocodrilo.

El cocodrilo, orgulloso de la admiración que causaba su piel, empezó a salir del agua durante el día para presumir de su piel. Entonces, los demás animales, no sólo iban por la noche a beber agua por la noche sino que se acercaban tambien cuando brillaba el sol para contemplar la piel dorada del cocodrilo.

Pero sucedió, que el sol brillante, poco a poco fue secando la piel del cocodrilo, cubierta de una capa de reluciente barro, y cada día se iba poniendo más fea. Al ver este cambio en su piel, los otros
animales iban perdiendo su admiración. Cada día, el cocodrilo tenía su piel más cuateada hasta que se le quedo como ahora la tiene, cubierta de grandes y duras escamas parduzcas. Finalmente, ante esta transformación, los otros animales no volvieron a beber durante el día y contemplar la antigua hermosa piel dorada del cocodrilo.

El cocodrilo, antes tan orgulloso de su piel dorada, nunca se recuperó de la vergüenza y humillación y desde entonces, cuando otros se le acercan se sumerge rápidamente en el agua, con sólo sus ojos y orificios nasales sobre la superficie del agua.

La leyenda urbana

Todo esto empezó cuando en Nueva York se dio el aviso de que habían sido avistados algunos cocodrilos en sus alcantarillas, la explicación que se dio en este caso fue que la gente compraba animales exóticos, sin embargo cuando se cansaban los tiraban por el wáter.
Los animales conseguían sobrevivir, y habitaban en las alcantarillas, ahí lograban crecer, alimentarse e incluso reproducirse. Mucha gente afirma haber visto como un animal del calibre de un cocodrilo atacó a una persona. En muchas ciudades se crearon equipos de limpieza para poder combatir esta plaga que no cesaba, al principio parecía ridículo, pero poco a poco se empezaron a exterminar de las alcantarillas.
Algunas personas creían que esto era algo imposible, ya que los cocodrilos son incapaces de vivir ahí debajo, su clima idóneo es en la costa de Florida, donde las temperaturas son normales tirando a calurosas. Además también decían que las bacterias que debía haber por ahí abajo eran capaces de matarlos en pocos días, sin embargo, la leyenda sigue vigente, algunos piensan que debajo de las alcantarillas viven estos tipos de animales, otros en cambio prefieren no hablar del tema por si acaso alguna vez se ven envueltos en algún problema de este tipo.