Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO
A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

domingo, 1 de octubre de 2017

El trébol de cuatro hojas


Al referirnos a Irlanda no podemos dejar de pensar en San Patricio ni en las historias de gnomos y hadas que identifican a esta región de Europa, pero también tenemos en el trébol a un componente muy interesante dentro de la historia de este personaje que es venerado efusivamente hasta nuestros días.

Se sabe que San Patricio fue secuestrado y llevado a una isla en la que trabajaba como pastor, hasta que una noche escuchó una voz santa que le indicaba que regresara a Irlanda.

A partir de entonces, San Patricio comenzó una labor de evangelización por todo el país buscando la conversión al cristianismo de estos, para lo que recurría en muchos casos al trébol de tres hojas, con lo que podía explicar a la gente sobre la Santísima Trinidad.
Según las historias, se cuenta que cierto día San Patricio se hallaba tratando de explicar a un grupo de celtas sobre este misterio de la Trinidad, pero a pesar de sus esfuerzos no lograba que entendieran plenamente el tema.

Casualmente, miró hacia el suelo y vio un trébol en el terreno, el cual tomó para explicarles que así como brotaban esas tres hojas, de la misma manera, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo eran uno solo.

Desde aquel momento, los irlandeses tomaron al trébol como el símbolo de la labor pastoral de San Patricio y más adelante fue adoptado como símbolo nacional, en virtud del significado de su obra por esa región.

Pero aun ya antes de esto, los celtas tenían la idea de que el trébol era una especie de talismán, sobre todo aquel que poseía cuatro hojas, y que servía muy efectivamente contra la energía negativa, asignándole a cada una un valor diferente: la esperanza, la fe, el amor y la buena suerte.

Grandes personajes de la historia, como Napoleón Bonaparte y Abraham Lincoln, conservaban uno en su bolsillo como señal de buena fortuna.



Encontrar un trébol de tres hojas le puede suceder a cualquiera, pero uno de cuatro hojas es solo para quien tiene suerte. Se cree que toparse con un trébol de cuatro hojas es un símbolo de buen augurio. Cada hoja representa uno de los cuatro componentes básicos de la felicidad, pero en este punto existen diferentes concepciones. Para unos los cuatro símbolos que representan son: riqueza, fama, amor y salud. Para otros los cuatro símbolos que representan son: esperanza, fe, amor y suerte. La primera afirma que la primera hoja de la izquierda del tallo trae fama, la segunda hoja riqueza, la tercera amor y la cuarta salud. Se estima que cada un trébol de cuatro hojas hay unos 10.000 de tres hojas, inclusive existen tréboles de más de cuatro hojas, el trébol con más hojas que se ha encontrado tenía dieciocho.
La creencia de que los tréboles de cuatro hojas nos darán suerte es muy antigua y en diversos países tiene sus propias características.

Son muy variadas las leyendas existentes y a continuación te las presentamos:
 Cuando Eva fue desterrada del paraíso se llevó consigo un trébol de cuatro hojas, siendo este un acto pudoroso.

 Si una mujer joven encuentra uno se casará con el primer hombre joven que vea a partir de ese momento.

 Algunos creen que el trébol de cuatro hojas debe guardarse en el calzado y otros entre las hojas de la Biblia.


Leyendas mitológicas del mundo de las Hadas: Existen dos leyendas que se oponen en el mundo de las Hadas - la primera afirma que las hadas los utilizan para recobrar fuerzas. Basándose en esta leyenda es que se recomienda contar con un trébol de cuatro hojas para recobrar energía y deshacerse del stres acumulado. - la segunda, en cambio, asegura que las hadas no soportan los tréboles de cuatro hojas. De esta leyenda se desprende la creencia que dice que un trébol de tres hojas nos protege de las hadas y uno de cuatro no convierte en el dueño de ellas.

De todos modos la primera es la más difundida en los infinitos cuentos de hadas existentes, donde se afirma que son beneficiosos para ellas.

5 comentarios:

  1. Querida Julia, nunca he tenido la suerte de encontrarme un trébol de cuatro hojas, habré de ir mas al campo a ver si hallo uno y compruebo lo que hay de verdad sobre el.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo sólo sabía que el trébol de cuatro hojas da buena suerte.
    Gracias por esta entrada tan detallada.
    Al parecer, mi ordenador vuelve a funcionar, espero me dure la buena suerte para ir visitando a todos aquellos que me habéis dejado unas letras en mi espacio, no cumplo con menos después de tanto tiempo sin hacerlo.
    Aprovecho para dejarte un fuerte abrazo con mis cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  3. Julia, muy interesante entrada, me encontré en varias ocasiones con este trébol, y te puedo asegura que todo siguió igual, existen muchas curiosidades respecto a esta planta. La verdadera suerte vendrá cuando aparezca de forma inesperada en nuestras vidas y no la busquemos.
    Un calido abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Querida Juli nunca me he encontrado un trébol de cuatro hoja, me gustaria encontrarme uno ha ver si la leyenda es cierta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Julia yo sique vi uno de cuatro hojas pero yo no fui el que se lo encontró me lo enseño un jardinero pero vaya que no se me pego la suerte.Un saludo compañera 19-11-2017

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, todos serán bien aceptados, pero eso si, se respetuoso.
Gracias