Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

jueves, 25 de octubre de 2012

¿Cuál es el origen de las hadas?


...:La sustancia que las anima es, en sí misma su fuente de creación, ahora, existen muchas versiones referentes al nacimiento de las Hadas, unas modernas y otras antiguas, muy antiguas.
Por ejemplo, según la mitología islandesa, las hadas serían los hijos ocultos de Eva, que no mostró ante Dios por no haber sido lavados todavía.
En tiempos pretéritos, pero cristianizados, se afirmaba que las Hadas eran ángeles caídos o bien paganos muertos y por ello no aptos ni para subir al cielo ni para descender al infierno por lo que estaban obligados a vivir por toda la eternidad en las oscuras regiones del "reino intermedio", es decir, nuestra Tierra.


lunes, 22 de octubre de 2012

La astucia del ratón


Estaba el ratón subido a lo más alto de un árbol huyendo de un gran gato que miraba paciente desde una rama próxima, relamiéndose pensando que cuando el ratón se cansara tendría que bajar y entonces lo cazaría. A nuestro ratón se le ocurrió una astuta idea para poder escapar.
_¡Eh! señor gato ¿Quiere que le cuente una historia?_. dijo el ratoncito.
_Tenemos todo el día_. contestó el gato.
El ratón le contó historias de  ratones, de gatos y perros: cuentos muy interesantes y curiosos. LLevaba varias horas el gato escuchando cuando cerró los ojos y se durmió. Sigilosamente y sin apenas ruido el pequeño ratón fue bajando del árbol y cuando estuvo en el suelo se acercó a la caseta del perro y lo llamó:
_¡Eh! Sultán....Sultán. Encima del árbol hay un gato. Dice que eres un perro feo y maltrecho. Se ha estado riendo a tu costa_, dijo el ratón huyendo a toda costa.
_¡GUAU!¡GUAU!_. ladró Sultán.
El gato se despertó con los ladridos y se encontró a Sultán muy enfadado a los pies del árbol. Ahora estaba atrapado como antes estuvo el ratón y entonces dijo:
_Sultán ¿quieres que te cuente una historia?_.
_Tenemos todo el día_. contesto el perro.
Y así fue como la astucia del ratón le salvó de un mordisco seguro poniendo a su enemigo en un aprieto canino.
                                                   FIN


lunes, 8 de octubre de 2012

Fantasía


                         
Contemplando el horizonte
en un bello atardecer,
me di a pensar fantasías
mil cosas que imaginé.

Imaginé que iba al cielo
agarrada de un cometa,
que navegaba los mares 
a lomos de una ballena.

Que cruzaba los desiertos
donde en las noches serenas,
se ven llorar las estrellas
que también lloran de pena.

Atravesé helados montes,
lagos de sin par belleza
dónde los cisnes se arrullan,
dónde las plantas se enredan  
como en las salvajes selvas
hacen las enredaderas.

Llegué hasta helados glaciares
de inmaculada pureza,
dónde no llegan los llantos
que las lágrimas se hielan.

Y viajé a planetas nuevos
muy lejanos a la Tierra,
que solo yo conocía,
que nadie jamás los viera.

Con todo esto soñaba,
en todo esto pensé,
contemplando el horizonte
en un bello atardecer.

   Julia L.P.


lunes, 1 de octubre de 2012

La Fantasía y la Imaginación



Este es el bosque encantado, donde habitan las hadas, los gnomos y toda clase  de duendes, elfos, ninfas y demás criaturas mágicas.

Ellos están siempre ahí, pululan por el bosque, a todas horas incluso de noche, cuando el bosque se ilumina con las lucecillas de las  luciérnagas.

¡Cómo! ¿Qué no los ves?, ¿Sabes porqué?, porqué la única forma de llegar hasta ellos, el único camino posible de llegar hasta este bosque es,

A través de nuestra imaginación y nuestra fantasía.

Verás, haz la prueba. Cierra los ojos, imagina que estás paseando por el bosque y de pronto, tras un árbol aparece un duendecillo y al arrancar una seta, aparece otro protestando muy enfadado porque le has dejado sin casa, ¿Ya los ves?,  ¿Aun no?, ¿Ahora? Si..... ¡Ya los ves!

¿A qué son preciosos? Pues en nuestra mano está, que sigan existiendo, háblales de ellos a tus hijos y nietos. Mientras nosotros tengamos imaginación y fantasía, seguirán viviendo eternamente, pero sin estas dos cosas, morirán irremediablemente, porque entonces, no tendrán a donde ir y los niños que vendrán después de nosotros no tendrán el privilegio de conocerlos y  disfrutar con ellos.

No permitas que eso ocurra, ¡Se imaginativo y deja volar tu fantasía!

Julia L. P.