Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

viernes, 28 de octubre de 2016

666



Estaba escrito que el fin del mundo, el Apocalipsis, llegaría por obra del hijo de Satán, el Anticristo. Satán, como ya había hecho en anteriores ocasiones a lo largo de la historia, viajó al mundo terrenal con apariencia humana. Como las otras veces, buscó una mujer joven y fuerte para que fuera la madre de su hijo. Tenía que ser una mujer casada, y que mantuviera relaciones con su marido periódicamente para no despertar sospechas. Se encaprichó de una joven rubia y atlética, muy atractiva. Entró en su casa y la poseyó practicando el sexo más salvaje y depravado que se pueda imaginar. Satán con su malvado poder hizo que su mente lo olvidara, y nueve meses después nació su hijo. Su nombre era Software. Este niño empezó a prepararse para su misión estudiando a sus hermanos de tiempos pasados: Atila, Gengis Khan, Hitler… Todos ellos fueron hijos de Satán que fallaron en su misión. Al igual que ellos se preparó para ser un gran líder y formar un poderoso imperio.

Creció observando a los humanos para conocer sus debilidades, haciéndose pasar por uno de ellos, ganándose su confianza. Viendo que todos sus hermanos fallaron a pesar de haber construido grandes imperios, decidió cambiar de táctica. Su imperio no debía ser militar. Se fijó en el posible potencial de la industria informática, y vio en ella su medio para dominar a los humanos. Utilizando su poder sobrenatural, empezó a apoderarse de diversos sectores de esta industria, y logró formar un poderoso imperio informático. Ya formado, el Imperio extendió sus malévolos tentáculos introduciéndose en todos los campos empresariales e industriales. En poco tiempo toda la economía mundial estaba bajo su poder. Ninguna empresa, ningún banco, nada podía funcionar sin los programas informáticos del Imperio. Incluso estaban bajo su dominio usuarios particulares en sus casas. El Imperio llegó a tener más adeptos que cualquier religión del mundo.

Como una secta destructiva, obligó a sus súbditos a pagar un tributo cada poco tiempo. Había que comprar actualizaciones de los programas continuamente, pues estos se quedaban obsoletos en cuestión de semanas. Todos los programas del Imperio fueron la droga más usada del mundo. Prácticamente todo el planeta estaba enganchado. Software en su trono se reía viendo como los pobres humanos intentaban inútilmente manejar sus productos. Pero estos fallaban inteligentemente, arruinando proyectos, trabajos, vidas. Todo el planeta sufría pero no podía hacer nada, eran adictos a las drogas informáticas del Imperio.

Pero esto no era suficiente, el broche final para llevar a cabo su plan fue el "Efecto 2000". Algunos profetas lo predijeron, y los humanos aterrados intentaron prepararse para ello durante meses, pero fue inútil. El 31 de diciembre de 1999 a las 00:00 h, cuando comenzó el año 2000, empezó también el Armaguedón. Todos los ordenadores fallaron, la industria y la economía se colapsó, la electricidad dejó de funcionar, los trenes descarrilaron, los aviones se estrellaron… Los misiles de todos los países se dispararon controlados por los ordenadores, destruyendo todas las fuerzas militares y policiales del mundo. El caos y la destrucción reinaron en la Tierra. La ley había sido eliminada, los humanos empezaron a pelearse por comida y ropa. Pero había desaparecido todo vestigio de humanidad en ellos. Ya no eran humanos, se comportaban como alimañas egoístas y enloquecidas, peleándose y matando por un trozo de pan. Software había triunfado.

Por fin un hijo de Satán se había apoderado del mundo. La risa de Satán resonaba ensordecedora en los confines del infierno. Dios observaba apenado como su creación se había destruido. Pero aquello no fue el fin del mundo, fue un nuevo origen. Satán mandaba ahora y Dios era el que debía actuar en las sombras. Se había producido un cambio de Dirección General, y aquello era solo el principio…

16 comentarios:

  1. Escalofriante su relato. Me he detenido a pensar mucho y siento que mientras haya gente buena como usted y como yo, ese hijo de satan no puede decir que ha vencido. Muchas Gracias por compartir. Lindo dia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las máquinas nos comerán un día, perro eso ocurrirá si el homobre es tan ionsensato como para dejar que ocurra.
      Gracias por la visita.
      Besos

      Eliminar
  2. Qué mieditis Julia, no es impensable una cosa así, cada segundo estamos más robotizados, yo diría que idiotizados, no vemos más allá.
    Un beso, pasa un buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero siempre es el hombre quien controla a la máquina,jajaja, así que de él depende de que eso ocurra o no.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Caray que cosas más escalofriantes cuentas!
    Este fin de semana no saldré por la noche. Julia eres tremenda , ya podías dejar esa tristezas para el verano
    Un beso para aliviarme
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, nada de tristezas, solo es un cuento muy apropiado para estos días que vienen y para colmo, no lo he escrito yo, aunque no se quien es su autor.
      Abrazos

      Eliminar
  4. Yo pienso que puede haber muchos hijos de Satán que se empeñan en destruir el mundo.
    Agradezco enormemente tus letras de apoyo y cariño.
    Abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kasioles.
      Recibe un fuerte abrazo desde Barcelona

      Eliminar
  5. Ja ja, que en el sur de la argentina ya no aceptan efectivo para comprar nafta por ejemplo, y que hay personas que se implantan voluntariamente un microchip vaya a saber de que, dentro de la piel, y si estas cosas empiezan a ocurrir en el extremo sur del mundo, caramba, que el circulo se puede estar cerrando y el sonido de las trompetas biblicas quizas no este tan lejano. Muy interesante el cuento julia, la verdad que da como para iniciar una excelente novela de ficcion, te felicito. Buenos aires se prepara para vivir lo que llamamnos la noche de los museos, una actividad super cultural en la cual todos los ciudadanos hacen tours nocturnos por museos bibliotecas muestras artisticas musica y demas todo en forma absolutamente gratuita.
    Un abrazo desde la argentina y exitazooo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si amigo, si la gente empieza a hacer esas cosas, ha llegado la hora de empezar a preocuparse por el futuro del mundo y te advierto que locos los hay en los cinco continentes. Esperemos que esas trompetas tarden mucho en oirse.
      Besos

      Eliminar
  6. Julia que yuyu, un cuento en honor a Halloween, o día de los santos...
    Que lo disfrutes y sobre todo descansa.
    Besosss!!!

    ResponderEliminar
  7. JULIA En la nueva caravana del domingo 30 va recetario de halloween para julia en video, sale mas o menos 15 horas de españa, abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Siiii!, ya las vi, muchas gracias, eres un sol.
      Muchos abrazos

      Eliminar
  8. Da repelús pensar que tu cuento se hiciera realidad Julia, la verdad es que, este hijo de 666 tiene muchos adeptos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezando por nosotras dos, jajaja. Pero no es mi cuento, desconozco el autor.
      Besos

      Eliminar

Deja tu comentario, todos serán bien aceptados, pero eso si, se respetuoso.
Gracias