Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO
A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

jueves, 30 de abril de 2015

Conann

Dios, hermano de Balar y Bran Mac Llyr, perteneciente a los fomoireos. Era hijo de Febar, uno de los reyes que encabezaron a los fomoireos en sus luchas contra los hijos de Nemed.

Conann tenía una fortaleza en la isla de Torinis, la torre de vidrio o fortaleza de los muertos, estaba situada en la punta oeste de Irlanda, frente a las riberas del condado de Donegal. Compartiendo
características con el más malvado de sus hermanos, desde su atalaya dominaba toda Irlanda y exigía un tributo anual: los dos tercios de los niños nacidos y los dos tercios de la leche y el trigo que se producían en el año. El impuesto se pagaba en la noche del primero de noviembre en un lugar llamado Mag Cetne, en esta llanura se acaba la vida para todos los seres y los dioses de la muerte ejercen su poder.

Los excesos de Conann fomentaron una revuelta y sesenta mil descendientes de Nemed, conducidos por Erglann, Semul y Fergus Lethderg, atacaron a los fomoireos. En la batalla, los descendientes de Nemed tomaron la torre de Conann y mataron al malvado dios; otro jefe de los fomoireos, aunque no pudo salvar a su amigo consiguió derrotar a los hijos de Nemed, quedando sólo treinta supervivientes.

Según el Libro de las invasiones, los supervivientes de la batalla se refugiaron primero en Irlanda, pero ante la presión de sus enemigos abandonaron la isla y se instalaron más al Este. Formaban tres familias, una de las cuales, la de los Britan, pobló más tarde Gran Bretaña y dio su nombre a los bretones.

Las otras dos familias volvieron a Irlanda, una tomó el nombre de Fir Bolg, la segunda el de Tuatha de Danann, aunque una creencia más antigua decía, sin embargo, que la raza de Nemed desapareció sin dejar descendencia.

lunes, 13 de abril de 2015

Los Ángeles

Un ángel es un ser inmaterial o espiritual presente en algunas religiones cuyos deberes son asistir y servir a Dios. Los ángeles son a menudo representados como mensajeros de Dios en la Biblia hebrea, Biblias cristianas y el Corán. Según las tres principales religiones monoteístas, los ángeles además actúan como mensajeros, ejecutando los juicios de Dios y sirviendo a los creyentes.
Desde este punto de vista, los ángeles son normalmente considerados como criaturas de gran pureza destinadas en muchos casos a la protección de los seres humanos.
 En este sentido, en el cristianismo, se habla del ángel de la guarda o ángel custodio, que sería aquel que Dios tiene señalado a cada persona para protegerla. Por contraposición, también existe la figura del ángel caído, aquel que ha sido expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra Dios. Los más conocidos en el cristianismo son San Miguel, San Gabriel y San Rafael.

En el cristianismo medieval, el término ángel hace referencia a la categoría más inferior de las nueve en que tradicionalmente se dividen los seres angélicos. La rama de la teología que se ocupa de los ángeles se denomina angelología.

Según la mitología, los ángeles caídos eran los soldados de Dios que cayeron a la Tierra luchando contra los demonios de Satán. Estos seres, nacían como seres humanos y morían como tales. Volvían a renacer con el mismo aspecto en otra vida, no podían permanecer junto a mujeres debido a su conexión con Dios, por lo que les era imposible tener hijos. En el
Apocalipsis los ángeles caídos recuperarán sus alas y combatirán para defender a los humanos de los demonios.