Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO
A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

martes, 12 de mayo de 2015

El Bosco y Rafael Alberti

“El jardín de las delicias” del Bosco “visto” por Alberti El poema de Rafael Alberti -que reproducimos completo por la sorprendente originalidad de su léxico- contiene series caóticas que nos aproximan al mundo pictórico del Bosco (¡quién no se ha sobrecogido contemplando el cuadro “El jardín de las delicias”, que se exhibe en el Museo de El Prado!).

El Bosco

 El diablo hocicudo,
 ojipelambrudo,
 cornicapricudo,
perniculimbrudo
 y rabudo,
 zorrea,
 pajarea,
 mosquiconejea,
humea,
ventea,
peditrompetea
 por un embudo.

 Amar y danzar,
beber y saltar,
 cantar y reír,
oler y tocar,
 comer, fornicar,
dormir y dormir,
llorar y llorar.

 Mandroque, mandroque,
 diablo palitroque.

¡Pío, pío, pío!
Cabalgo y me río,
me monto en un gallo
 y en un puercoespín,
 en burro, en caballo,
 en camello, en oso,
en rana, en raposo
 y en un cornetín.

Verijo, verijo,
 diablo garavijo.

 ¡Amor hortelano,
 desnudo, oh verano!
 Jardín del Amor.
En un pie el manzano
y en cuatro la flor.
 (Y sus amadores,
céfiros y flores
 y aves por el ano.)

Virojo, virojo,
diablo trampantojo.

 El diablo liebre,
tiebre,
notiebre,
 sipilipitiebre,
y su comitiva
chiva,
estiva,
sipilipitriva,
cala,
empala,
desala,
traspala,
apuñala con su lavativa.

 Barrigas, narices,
lagartos, lombrices,
 delfines volantes,
 orejas rodantes,
ojos boquiabiertos,
 escobas perdidas,
barcas aturdidas,
vómitos, heridas,
muertos.


Predica, predica,
 diablo pilindrica.

Saltan escaleras,
corren tapaderas,
revientan calderas.
 En los orinales
letales, mortales,
los más infernales
pingajos, zancajos,
 tristes espantajos
finales.

Guadaña, guadaña,
diablo telaraña.

El beleño,
el sueño,
el impuro,
oscuro,
seguro
botín,
 el llanto,
 el espanto
 y el diente
crujiente
sin
 fin.

 Pintor en desvelo:
 tu paleta vuela al cielo,
y en un cuerno,
tu pincel baja al infierno.

Rafael Alberti

Este es el cuadro que inspiró a Rafael Alberti tan singular poema y que lo describe perfectamente

12 comentarios:

  1. Interesante aportación que nos dejas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sorprendente y singular poema. Gracias por venir.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Muchos mundos, con muchos relieves en la mente del importante escritor. Gracias por compartirlo Julia.
    Un beso de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poema tan caótico como el propio cuadro, donde hay de todo.
      Abrazos

      Eliminar
  3. Julia, muy bonito como siempre. Pienso que el arte de la poesia y de la pintura, siempre están abrazados.

    Un saludo grande.

    PD. me creo que ya has visitado el Roserar de Cervantes, si quieres ver alguna foto, te espero en el veo veo 3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale Juan Antonio, me pasaré por el veo veo 3
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Querida Julia, este poema de Alberti era desconocido para mi, gracias por aportarlo, pienso que es un poema muy enrevesado, la pintura del Bosco en la cual se inspira es de gran belleza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi paisano estaba un poquitín loco y el poema lo confirma, jajaja.
      Besos

      Eliminar
  5. Gracias por compartir este poema que no conocía.

    Un abrazo.

    Feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Hola Julia,desconocía éste poema de Alberti,pero debo decir que lo hizo genial porque visto el cuadro visto la locura o cordura de su autor.Porque si te digo la verdad la primera vez que lo vi,no supe que pensar,aunque me inspiraba mas locura que cordura.Pero bueno,no soy ninguna experta la verdad.

    Besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues verdaderamente es un cuadro bastante caótico y creo que Alberti lo retrata muy bien en su no menos caótico poema.
      Gracias por tu visita.
      Besos

      Eliminar

Deja tu comentario, todos serán bien aceptados, pero eso si, se respetuoso.
Gracias