Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

lunes, 20 de octubre de 2014

Leyenda de las golondrinas

Dice la tradición popular que un bando de golondrinas aliviaron el sufrimiento de Jesús de Nazareth durante su martirio en el Monte de El Calvario, arrancando con sus picos las espinas de la corona que perforaban y herían su frente.

Se recogen en el folklore popular español numerosas alusiones en forma de cantares y coplillas, como esta, muy popular en la localidad de Feria, Badajoz:

En el monte Calvario
las golondrinas
le quitaron a Cristo
las mil espinas.

Y en el ámbito madrileño, en Estremera de Tajo, es muy popular también la siguiente canción:

Ya bajan las golondrinas
con el vuelo muy sereno
a quitarle las espinas
a Jesús de Nazareno.
Ya vienen las golondrinas
con el pañuelo en la mano
pa quitarle las espinas
a Jesús de Zirizaino.

Se dice así mismo que el color oscuro que llevan en el dorso, se lo pusieron las golondrinas como símbolo de luto, ante la muerte de Jesús.


A cualquier persona que le preguntemos sobre la divinidad de las golondrinas en toda nuestra geografía, nos dará la misma respuesta: "Las Golondrinas son de Dios", encontrando también un sentimiento de proteccionismo, sin duda asociado a este carácter divino de estas aves: "Las Golondrinas no se matan".

No obstante no es tan popular entre la gente el conocimiento del hecho que se las atribuye y que las encumbró a la divinidad, aquello de que quitaran las espinas de la corona de Jesús.

Y aún menos conocida es esta bonita Leyenda Guadarrameña, que recuperó, o tal vez creó, el poeta de Cercedilla Francisco Acaso.

Dice esta leyenda que la primera de las golondrinas que le quitó una espina a Jesús cuando ya estaba crucificado, salió volando con la espina en el pico y anduvo perdida, quién sabe cuánto tiempo, cruzando mares, surcando por el cielo valles y montañas, hasta que vino a caer rendida sobre la cumbre de un anónimo cerro, que desde entonces tomó su nombre.

Se trata del Cerro de La Golondrina, en las inmediaciones de la madrileña localidad de Navacerrada.

10 comentarios:

  1. Pues es preciosa la leyenda.
    A mi toda ave me encanta, ya que para mi son símbolos de la libertad.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Julia, preciosa leyenda. Es una ave preciosa, son conocidas por ser grandes viajeras. Solo verlas ya es todo un placer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Julia,una leyenda preciosa que ya conocía.
    Y digo lo mismo que Cristina, solo verlas es un placer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo que mis abuelos cantaban coplillas y relataban historias como las que tú nos cuentas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué bella la leyenda, las golondrinas son especiales, tienen su magia y ahora, para mí, esta leyenda que no conocía.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Adoro las hadas, los elfos, los duendes y los gnomos y es aquí donde los encuentro, donde me baño en las cálidas aguas donde las sirenas y las ondinas se recrean en su baño matinal.

    La leyenda de tu post es preciosa. Adoro a los pájaros, esos mensajeros del cielo que a veces resultan portadores de los mensajes de los ángeles.

    Me quedaría siempre en este blog, empapándome de su espíritu hadado... pero debo regresar.

    Un placer haberte descubierto y darte las gracias por lo que escribes, hace que los que te leamos nos sintamos mejor. Seguro que las hadas aletean de placer al leerte...

    ResponderEliminar
  7. Cuyando se avecina la primavera y veo las primeras golondrinas, el corazón me da un vuelco,

    un besooooooo
    ^^

    ResponderEliminar
  8. contaré a mis nietos estas bellas historias, saludos querida amiga

    ResponderEliminar
  9. gracias Julia por visitar la casa de la abuela, saludos amiga

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, todos serán bien aceptados, pero eso si, se respetuoso.
Gracias