Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

jueves, 28 de marzo de 2013

La Leyenda del Conejo de Pascua

Cuenta esta leyenda que, cuando metieron a Jesús al sepulcro que les había dado José de Arimatea, había dentro de la cueva un conejo escondido, que muy asustado veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto. El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía y lo veía preguntándose quien sería ese Señor a quien querían tanto todas las personas. Así pasó mucho rato viéndolo; pasó todo el día y toda una noche, cuando de repente el conejito vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca! El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar al mundo y a todas las personas que lloraban, que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado. Como los conejos no pueden hablar, se les ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría y así lo hizo. Desde entonces, cuenta la leyenda que, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordar al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.

10 comentarios:

  1. Ooriginal leyenda la que nos dejas.
    Un abrazo en la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro abrazo para ti Rafael, me alegro que te haya gustado

      Eliminar
  2. Muy hermoso
    Yo siempre tuve un no sé que por los conejos.
    Preciosa narración hoy se la contaré a mis nietos.
    ¡Gracias!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que a tus nietos les encantará como me ha encantado a mi, me gusta buscar por la red todas las leyendas que me parecen originales para publicarlas,esta es una.
      Abrazos

      Eliminar
  3. ¡¡Que historia mas bonita!! tienes un ingenio increíble en tus narraciones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tus palabras pero no lo he escrito yo, la encontré rebuscando por la red.Pero si que es muy bonita
      Besos

      Eliminar
  4. Muy lindo!! :-) Gracias por compartir. Besos!

    http://frasesdedios.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana por tus palabras y por tu visita. He ido a devolverte la visita pero no se donde dejarte un comentario.
      Vuelve pronto, besos

      Eliminar
  5. Me encanta esta leyenda yo no entendía por qué mirar y comer estos huevos de Pascua me provocaban tanta alegría. Ahora lo sé, gracias a ti. Un beso Julia

    ResponderEliminar
  6. GRACIAS QUERIDA AMIGA POR TUS SALUDOS DE PASCUA, ESTUVE DESCANSANDO UN POCO Y NO VISITÉ LOS BLOGS, PERO LOS EXTRAÑÉ MUCHO.
    UN BESO ENORME.
    NOS SEGUIMOS LEYENDO.
    ABRAZOS

    PD YO TAMBIÉN SUBI ESTA LEYENDA A MI BLOG CAMINOS DE AGUA.

    MUY BONITA, NO LA CONOCÍA.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, todos serán bien aceptados, pero eso si, se respetuoso.
Gracias