Antes de entrar deja fuera tu rabia y tu ira. Bienvenido a este bosque encantado, un lugar donde podemos dar rienda suelta a ese niño que todos llevamos dentro, tienes mi permiso para dejarlo salir y que haga locuras. Sumérgete en este mundo mágico de las hadas y los duendes y vuelve pronto, te esperaré agitando mis alas.

SE REUNIÓ EL CONSEJO

PARA LA MÚSICA DEL BLOG PARA OIR EL AUDIO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO
A TODOS LOS DUENDES Y HADAS QUE PASEAN POR ESTE BOSQUE, LES DESEO UNA FELIZ NAVIDA Y AÑO NUEVO

domingo, 30 de marzo de 2014

Los tres deseos


Aunque hay muchas más cosas que le pediría a ese genio, creo que con estos tres deseos hay  suficiente, pues con el primero y el segundo, se solucionan casi todos los demás, el tercero es puro romanticismo.


Los tres deseos

Al genio de la lámpara del cuento
que se acaben las guerras pediría
que repartan amor en ventanilla
y que entre en los despachos la poesía
esos son mis tres deseos si es que encuentro
a ese genio de la lámpara del cuento.
Julia L. Pomposo

martes, 25 de marzo de 2014

La Provenza en primavera

La Provenza es el alma del Mediodía francés. Ocupa el recodo sudoriental del país, y la distingue su luz alegre y nítida. Sin duda, se trata de la Francia más mediterránea. Un territorio de campos ondulados que cautivó a los romanos hace dos milenios y que en los últimos siglos ha sido un imán para creadores de todos los campos artísticos. Hoy en día los viajeros acuden a sus villas medievales buscando el encanto de su estilo de vida y de su arquitectura popular, una gastronomía inolvidable y el aroma de lavanda en los paisajes. Al llegar esta época estalla en una explosión de color lila

Si paseas por sus campos en primavera, esto será lo que encontrarás. ¿Hermoso verdad?









jueves, 20 de marzo de 2014

Primavera (Mailén Martin)

Erase una vez un hada llamada Sofía, que trabajaba en el "Jardín de las flores” Tenía el pelo rubio, brazos largos, y piernecitas cortas. Vivía en un bosque y se encargaba de despertar a las flores en primavera.

También le ponía un poquito de su perfume para que las personas se acercasen a olerlas. Estaba ilusionada porque había llegado al fin lo que ella estaba esperando “la primavera” desde hacía ya mucho tiempo.

Como estaba tan contenta, quiso repartir su polvillo a todas las margaritas, rosas, jazmines, orquídeas, etc. ¡Raro fue el problema!, porque cuando fue a su bolsita mágica ella ya lo había acabado todo!!

Se preocupó mucho porque no podía repartir el resto de polvo a las flores. Estaba muy triste, fue a su casita en el árbol y se puso a llorar. De repente una luz muy brillante apareció y Sofía dijo:

-¿Quién eres tú?, La luz le respondió:
-Soy Frida el duende mágico y vengo para ayudarte
-¡Qué alegría! ¡Qué sorpresa!

- Mañana a primera hora te veo en la flor margarita; para que me cuentes tu problema porque tengo muchos más que resolver hoy.

Al día siguiente el duende mágico, y el hada se encontraron en la flor que habían acordado. Frida y Sofía charlaron por un largo rato. Sofía le contó al duende su problema y el duende tan amable se lo solucionó, dándole el polvo que quería.
También Frida le dio unos hongos grandes y rojos para que la recordara y se lo comiera.

Fin 

viernes, 14 de marzo de 2014

El Pájaro Chogüí

Cuenta la leyenda que en un árbol
se encontraba encaramado un indiecito guaraní,
que sobresaltado por un grito de su madre
perdió apoyo, y cayendo se murió.

Y que entre los brazos maternales
por extraño sortilegio en chogüí se convirtió.

Chogüí, chogüí, chogüí, chogüí,
cantando está, mirando allá,
llorando y volando se alejó.
Chogüí, chogüí, chogüí, chogüí,
que lindo va, que lindo es
perdiéndose en cielo guaraní.

Y desde aquel día se recuerda al indiecito
cuando se oye como un eco a lo chogüí,
ese canto alegre y bullanguero
del gracioso naranjero que repica en su cantar.
Salta y picotea las naranjas    
que es su fruta preferida, repitiendo sin cesar.

Chogüí, chogüí, chogüí, chogüí,
cantando está, mirando allá,
llorando y volando se alejó.
Chogüí, chogüí, chogüí, chogüí,
que lindo va, que lindo es
perdiéndose en cielo guaraní.

viernes, 7 de marzo de 2014

Sherezade (Las mil y una noches)

La historia por capítulos cuenta que el sultán Shahriar desposaba una virgen cada día y mandaba decapitar a la esposa el día siguiente. Todo esto lo hacía en venganza, pues encontró a su primera esposa traicionándolo. Ya había mandado matar a tres mil mujeres cuando conoció a Scheherezade.
Hija del gran visir de Shahriar, Scheherezade se ofrece en contra de la voluntad de su padre al rey con el fin de aplacar su ira. Una vez en las cámaras reales, Scheherezade le pide al sultán dar un último adiós a su amada hermana, Dunyazad. Al acceder a su petición y encontrar a su hermana, como secretamente había planeado Scheherezade, ésta inicia la narración de un cuento que dura toda la noche. Scheherezade mantiene así al rey despierto, escuchando con asombro e interés la primera historia, de modo que pide que prosiga el relato, y Scheherezade aduce la llegada del alba para postergar la continuación hasta la noche siguiente. Shahriar la mantiene en vida ante la perspectiva de la narración por venir. El mismo acontecimiento se repite durante una y otra noche, encadenando los relatos uno tras otro y dentro de otro, hasta que, después de mil y una noches de diversas aventuras, y ya con tres hijos, no sólo el rey había sido entretenido sino también educado sabiamente en moralidad y amabilidad por Scheherazade, quien de concubina pasa a ser esposa del rey de pleno derecho.
El núcleo de estas historias está formado por un antiguo libro persa llamado Hezar-afsana o los Mil mitos.
 Scheherezade ha sido identificada, confundida, o parcialmente derivada de la legendaria reina Homāy, hija de Bahman, que tenía el epíteto Čehrzād o Čehrāzād ('aquella cuya apariencia es noble)  También se dice que la madre de Harún al-Rashid, Al-Khayzuran, influyó en el personaje de Scheherezade.


lunes, 3 de marzo de 2014

Soñar con las hadas

Las hadas simbolizan la imaginación, esto nos indica que con ayuda de creatividad y dedicación podemos sacar adelante todos los proyectos que tengamos en mente. Claro que depende mucho la interpretación del sueño, según sea el aspecto del hada, puesto que nos puede traer alegrías y bienestar, como también penas y desaliento.
SI en el sueño nos vemos favorecidos por un hada, es decir, si somos tocados por su vara es señal de que en un futuro cercano lograremos obtener aquello por lo que hemos luchado desde hace largo, y que hasta el momento nos había sido esquivo.
Soñarnos a nosotros mismos como hadas indica que somos personas con un espíritu altruista, gozamos sirviendo a quienes nos rodean.
Para un hombre, el hecho de soñar con hadas o ninfas indica que se siente muy atraído por una mujer, y estos sentimientos poco a poco se irán volviendo más honestos y sinceros, por otro lado, si es una mujer quien se sueña rodeada de hadas indica que debe tener cuidado, pues está despertando envidias en mujeres de su círculo social.
Una mujer que se sueñe a sí misma como hada puede significar que utilizará sus encantos para obtener lo que desea, lo cual no será bien visto por las personas que le rodean.